La seguridad, la protección, sea personal o social, ha sido desde hace más de una década la temática de mi trabajo. Me interesa lo orgánico y el orden estructural que se relaciona con la realidad de mi entorno, y cómo lo entiendo en todos los ámbitos de la sociedad.

Este es el principal concepto que experimento para generar lecturas y fuentes de reflexión como la presencia de estructuras internas y externas que crean y

conforman lo esencial de la vida.

Gerda Gruber es maestra en artes visuales con especialidad en escultura por la Hochschule für angewandte Kunst, en Viena, ciudad donde fue conocida como Gerda Spurey (1962-1980). Reside en México desde 1975 y desde 1988 vive y trabaja en Yucatán. Fue profesora en The Banff Centre (1975 y 1986) y en la University of Calgary (1975-76) en Canadá, y fundadora del taller de escultura en barro de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) de la UNAM (1976-1986). Gracias a su labor docente comienza el movimiento de la escultura en barro en México. Ha impartido numerosos talleres y seminarios en diversas universidades y centros de arte. En 2001 crea la Fundación Gruber Jez, Educación y Promoción en Artes Plásticas, con el objetivo de acoger residencias artísticas en investigación y experimentación para artistas visuales. En 2004 forma parte del proyecto inicial de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY), donde es titular del taller de escultura desde entonces.

 

Ha sido reconocida con premios y distinciones en Alemania, Austria, Italia, Estados Unidos, Japón, México, Portugal y Yugoslavia. Entre ellos destacan en México los siguientes: Creador Artístico Honorífico del Sistema Nacional de Creadores de Arte FONCA; Medalla Yucatán 2018 otorgada por su prolongada trayectoria artística individual y como revaloradora de las técnicas cerámicas en México; medalla en reconocimiento a la enseñanza y difusión del arte en cerámica otorgada en la Primera Bienal Nacional de Arte en Cerámica (1996) e, inclusión en el libro 200 mexicanos que nos heredó el mundo (Instituto Nacional de Migración, 2010) por su contribución a la academia y a las artes plásticas. Su trabajo ha sido reseñado en catálogos, libros, revistas y periódicos de Australia, Canadá, Estados Unidos, México, Puerto Rico y varios países de Europa.

Ha realizado exposiciones individuales en museos y galerías de México, Austria, Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, Holanda, Italia y Venezuela.

Algunas de ellas son: Yuyas (Galería del Teatro Peón Contreras, Mérida, 2004; Nidos, nudos y cadenas (Museo de Arte de la SHCP, Antiguo Palacio del Arzobispado, Ciudad de México, 2004); Nodi, nidi, nudi (Galerie bei der Albertina, Zetter, Viena, 2003); Gerda Gruber: encuentro con el vidrio (Museo del Vidrio, Monterrey, 1995); Gerda Gruber (Hetjens Museum, Dusseldorf, Alemania, 1987); Escultura en porcelana (Museo de Arte Moderno, Ciudad de México, 1976).

Ha participado en más de un centenar exposiciones colectivas en México y en el extranjero, entre otras: Silencio, rumor, grito (Museo de Arte Moderno, Ciudad de México, 2014); Figuras de la plástica en Yucatán (Museo del Pueblo de Guanajuato, 2004); Gaolin International Biennial Invitational Ceramic Exhibition (China Jingdezhen Ceramic Museum, Jingdezhen, 2000); Esculturas en plata (Museo de Arte Moderno, Ciudad de México, 1999); Brenn Punkt Keramik (Universität für angewandte Kunst, Viena, 1992); 5 Triennale Fellbach Kleinplastik (Wilhelm Lehmbruck Museum, Duisburg, Alemania, 1984) y El barro en la escultura (Museo Arte Moderno, Ciudad de México, 1984).

Su obra se encuentra en museos y colecciones particulares, entre ellos, el Victoria and Albert Museum (Londres), Musée Ariana (Ginebra), Hetjens Museum (Dusseldorf), Museo Internazionale della Ceramiche (Faenza), Kunstindustrimuseet (Copenhagen) y el Österreichisches Museum für angewandte Kunst (Viena). En México, su obra se encuentra en el Museo de la SHCP Antiguo Palacio del Arzobispado, Museo de Arte Moderno, Museo de la Ciudad de Mérida, y el Museo del Vidrio.

 

El crítico José Manuel Springer ha escrito sobre ella lo siguiente:

 

Inspirada por el cuerpo humano, por la estructura interna de las formas naturales, el universo orgánico y preocupada por el avance del mundo sintético, Gerda Gruber ha construido una visión artística que ha servido de inspiración para otros, que se acercan a su obra atraídos por la belleza formal, la diversidad de estructuras y superficies, la transparencia en el uso de los materiales y su vinculación responsable del entorno biológico. Esta postura ética-estética le ha valido un lugar importante en el arte contemporáneo.

 

Exploradora nata, observadora tenaz, trabajadora incansable, Gerda Gruber continua su búsqueda inacabada e inacabable en el mundo real. Desde su taller en Cholul, Yucatán, donde ha encontrado un espacio de comunicación con otros artistas que la visitan desde países lejanos, o trabajando con generaciones de alumnos que atienden su instrucción, Gerda Gruber sigue creando y experimentando en constante diálogo con otros. Invitada como artista en residencia o docente, la escultora continúa viajando por el mundo para enriquecer su visión y compartir su experiencia con otros artistas y públicos.

En caso de reproducir algún texto o imagen, favor de dar crédito a la artista.

© 2015-2019 GERDA GRUBER. Todos los derechos reservados.

 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon